Anémona

DSC_0388

 

La última vez que pisé tierra, lo hice para entregar un puñal.

Cada una de nosotras habíamos vendido nuestro don más preciado a cambio del mismo.

Poca gente conoce nuestra historia tal y como ocurrió.

Unos creen que son cuentos de hadas, otros la han deformado tanto que me cuesta reconocerla.

Hoy vuelvo a caminar sobre cuchillos con el mismo puñal en la mano.

Esta vez seré yo quien lo empuñe.

Esta vez seré yo quien cambie la historia. 

Anuncios

Anímate y háblame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s