La bella bestia – Reflexión

Ei!

Tenía pensado que el siguiente post que publicara en el blog sería en referencia a los regalos de navidad/reyes/cumpleaños, pero se dio la casualidad de que anteayer por la mañana me llegó un pedido que había hecho a Amazon (son super rápidos entregando las cosas, por cierto) y quería compartirlo con quien me lea.

Se trata de un libro al que le tenia ganas desde su publicación, allá por Enero del 2012, pero por unas cosas o por otras lo fui dejando hasta ahora.

Fijaos si le tenía ganas que ayer mismo, por la noche, lo terminé (creo que este ha sido un nuevo record para mi) y me pasé bastante tiempo dándole vueltas a la cabeza (nada nuevo para el que me conoce lo suficiente), reflexionando acerca de lo que había leído; como me había afectado personalmente.

Aviso que puede contener spoilers.

Dista decir que el autor me parece un genio y la obra me resultó estupenda.

Para los que no la conozcan, voy a dejar por aquí abajo la sinopsis y os animo a que os lo leáis porque, realmente merece la pena, está basado en hechos reales y seguramente deje huella en la conciencia de más de uno.

z-Portada

Durante una conferencia sobre el futuro del libro digital, Mauro Balaguer, editor de larga trayectoria profesional, se ve abordado por una elegante y bella anciana que le hace entrega de una tarjeta en cuyo reverso aparece escrito «La bella bestia», al mismo tiempo que, mostrándole un tatuaje, le comenta: «Fui su esclava y esta es la prueba. Si quiere más detalles, puede llamarme». 

Intrigado y fascinado por lo que intuye pueda ser su último gran éxito editorial, Balaguer aplaza todos sus compromisos e inicia una intensa relación con la anciana a fin de que le cuente una historia única y sobrecogedora: la de Irma Grese, más conocida como «La bella bestia», celadora-supervisora en los terribles campos de concentración y exterminio de Auschwitz, Bergen-Belsen y Ravensbrück.

Hermosísima, sádica, violenta y organizadora de miles de ejecuciones de mujeres y niños, Irma tuvo el dudoso honor de ser juzgada, condenada y ejecutada por «crímenes contra la Humanidad» cuando acababa de cumplir veintidós años.

La anciana le contará a Balaguer cómo la conoció y cómo la obligó a convertirse en su confidente, sirvienta, cocinera y esclava sexual.

Dejando de lado que el personaje de Violeta Flores es ficticio (al menos es lo que he deducido después de buscar información  por todas partes), todo lo narrado sobre Irma Grese, también conocida como “El ángel de la muerte”, “La bella bestia” o “La perra de Belsen” , es completamente cierto y así se demostró en el juicio contra ella y muchos otros miembros de las SS.

En el libro se relatan sus escalofriantes juegos de sadismo, de los cuales disfrutaba sin remordimiento alguno, llevados al extremo por un inquebrantable y delirante fanatismo hacia Adolf Hitler (a quien creía un Dios enviado a la tierra para limpiarla de “escoria”), del cual tomó su causa como algo personal. Con tan solo 20 años ya había conseguido convertirse en una de las asesinas más sanguinarias y retorcidas de la historia.

Ahora bien, una de las cosas que más me ha impactado, ha sido el echar en falta que la protagonista no profundizase más en sus relatos cuando se trataba de contar los horrores llevados a cabo por esta mujer. Que no se parase a describir más las situaciones me resultó extraño y, por qué no decirlo, un poco decepcionante.

Cuando terminé de leer el libro me replantee eso mismo, me di cuenta hasta que punto el ser humano (me incluyo en el saco, obviamente) se ha acostumbrado a observar impasible (o bien a leer sin ningún tipo de pudor), buscando la morbosidad en temas que deberían afectarle u horrorizarle.

Gracias a esta novela he podido ser consciente de que quizás, poco a poco, se está perdiendo la empatía por nuestros semejantes. Éste es uno de los temas principales que se tocan en el libro, hasta qué punto puede llegar a afectarnos como para llegar a generar otra situación similar en el futuro. Si no nos percatamos del dolor ajeno, cómo vamos evitar causarlo?.

Como quiso plasmar Sheri S. Tepper en su obra “La Bella Durmiente” (increíble, por cierto, una de mis favoritas), de continuar por el mismo sendero, estamos sentenciados a vivir en un mundo en el cual los sentimientos o la compasión por los demás se convierta en un bien escaso.

Condenados a que situaciones como las guerras, dictaduras, vidas tomadas a la fuerza, injusticias o malas bestias como Irma Grese se tornen algo cíclico. Monstruos que crearemos una y otra vez.

Personalmente, pienso que ha sido una lectura muy enriquecedora, de esas que deberíamos leer todos alguna vez en la vida para no olvidar que somos semejantes los unos a los otros.

Dicho esto, creo que no me queda nada más que añadir, aparte de que la obra no es nada rebuscada, es muy sencilla de leer y tiene algún que otro momento de esos que arrancan una sonrisa.

Espero que os haya gustado y animado a echarle un vistazo.

Nos leemos en el siguiente post 🙂

Anuncios

Anímate y háblame!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s